014 feng shui david flores blog uristium energetica neti mhaui zg emc liderazgo online multinivel CUERPO MENTE ALMA ESPIRITU

Cuerpo, mente, alma y espíritu

Cuerpo, mente, alma y espíritu son cuatro ideas que identifican y delimitan nuestra identidad material de la inmaterial. De ambas partes, el concepto cuerpo es el más material, común y cercano y tiene que ver con nuestro comportamiento visible, lo que hacemos y lo que nos hace evidentes a los ojos de los demás.

Los otros conceptos, mente, alma y espíritu, son más inmateriales y sabemos que se derivan de entendimientos instintivos diferentes que se superponen y que se “traducen” de diferentes maneras, según la cultura de cada uno.

Para identificarlos y delimitarlos como partes nuestras partimos de aceptar que tenemos la capacidad, más o menos desarrollada, de entender cosas instintivamente, sin la necesidad de un razonamiento consciente. Ese entendimiento sobre ellas llega, aparece y nos asalta amigablemente desde la profundidad de nuestro inconsciente y, para entenderlas y hacerlas reconocibles las construimos como parte de nuestra identidad.

Pero no podemos despreciar la importancia de lo que “se dice culturalmente” sobre estos conceptos y el cómo contaminan nuestros propios entendimientos instintivos, por lo que viene bien definir los ámbitos en los que cada una de esas tres partes nuestras pueden ayudar a estructurar mejor nuestra propia identidad inmaterial:

  1. La mente está vinculada al ciclo de vida humano de la concepción, el nacimiento, el crecimiento y la muerte, porque la mente y el cerebro cambian con el paso del tiempo. Su dimensión es social y su nivel de acción el analítico.
  2. El alma está ligada a las creencias de la vida futura, a la idea de una esencia inmaterial, potencialmente disociable de la biología de la vida y la muerte, porque no cambia, es más permanente y constante. Su dimensión es productiva y con una acción receptiva y su nivel es experiencial.
  3. El espíritu está ligado a la idea de trascender como persona, de conectar con las capacidades más levadas, con lo más permanente y atemporal que determina y rige al mundo, utilizado como recurso para resolver las cosas mundanas. Su dimensión es la conceptual y cualitativa y su nivel es el de las ideas.

Los tres conceptos son vitales en nuestros procesos de descubrimiento personal más internos y toman formas diversas, según hemos aprendido culturalmente. Aun así vamos avanzando y descubriendo, a la vez, que son conceptos que tienen cosas en común en todos nosotros, porque a la larga son lo que nos hacen humanos.


Cuerpo, mente, alma y espíritu.

David Flores

 

 

facebooktwittergoogle_pluslinkedin  youtubeinstagram

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web